SEARCH

¿Qué es el yoga?

El yoga es uno de las seis dárdanas o doctrinas tradicionales del hinduismo, transmitido oralmente de generación en generación como la mayoría de filosofías y de culturas indias hasta épocas modernas.

El yoga es 99% práctica y 1% teoría.

Es una disciplina nacida en India hace más de 3000 años, probablemente es el método integral de desarrollo personal más antiguo usado por el hombre. Abarca todos los aspectos vitales del ser humano, físico, psicológico y espiritual, y conduce a la persona hacia el equilibrio de todos ellos. Proporciona un óptimo estado de salud, una aptitud adecuada ante la vida, y un puente hacia el encuentro con uno mismo… Se basa en la realización de una serie de prácticas corporales y de purificación, meditación, respiración, éticas, etc. dirigidas a desarrollar el máximo nivel de consciencia.

El yoga considera al ser humano como una entidad global, integrada por cuerpo, mente y espíritu o alma. Por tanto, su práctica constante afecta a todos los niveles de la vida humana: nivel físico, nivel mental y nivel espiritual.

Según el Sabio Hindú Patañjali (500-200 A.C) en una de su obras más importante “Yoga Sutras” ( texto de referencia del yoga), Yoga es “la restricción de los movimientos en la consciencia” o “el cese de las fluctuaciones de la mente”. Patañjali describe el Yoga como un camino progresivo de ocho aspectos. Un camino de autoconocimiento, limpieza, prácticas y procesos a superar. Explica y brinda un mapa para entender la naturaleza de la mente, describe los obstáculos, las fases e impurezas para que el practicante las observe y las logre superar.

¿Quién pueden practicar yoga?

El yoga se adapta a todas las condiciones, limitaciones físicas y a todas las edades. Cualquier persona puede practicar yoga, desde los niños a los ancianos, las embarazadas, los deportistas, etc. No existen grandes contraindicaciones para su practica, ni la rigidez corporal, la edad, o problemas físicos, son impedimentos para poder practicar Yoga.

¿Cuál es el origen del Yoga?

Los orígenes del Yoga se remontan a 3000 años antes de Cristo y coincide en el tiempo con el esplendor de la antigua Grecia y sus Juegos olímpicos. La prueba arqueológica más antigua encontrada, son sellos de piedra con figuras en posiciones yóguicas pertenecientes a las civilizaciones de los Valles del Indo y Saraswati. Las escrituras hindúes se encuentran entre las más antiguas del mundo y en ellas se hacen referencia al Yoga. Sin embargo, los hinduistas sostienen que el yoga es eterno (anadi: ‘sin comienzo’) y que siempre existió.

Las primeras pruebas escritas se encuentran en las escrituras védicas (textos sagrados del Hinduismo), de los cuatro Vedas, particularmente en el Rig-veda y en el Atharva-veda, las cuales se remontan al año 2500 antes de Cristo.

Hacia el 500 antes de Cristo surgen dos grandes poemas épicos, el Ramayana de Valmiki, y el Mahabharata de Vyasa, que narran las encarnaciones de Dios. Entre la narración se tratan temas morales y filosóficos. Una parte importante del Mahabharata, es el Bhagavad Gita, que consta de dieciocho capítulos, en los que se discuten distintos aspectos del Yoga.

Hacia el 500-200 A.C Patañjali, recopiló todo el conocimiento existente sobre el Yoga en los Yoga Sutras, texto básico reconocido unánimemente por todas las escuelas yóguicas.

 

.

¿Por qué practicar Yoga?

Se puede responder a esta pregunta desde dos puntos de vista. Desde el punto de vista de la persona que se plantea comenzar la practica de Yoga, las motivaciones suelen ser variadas aunque mayoritariamente estas motivaciones son para resolver problemas de tipo físico, bien para curar lesiones o como una forma de mantenerse en forma. También las motivaciones pueden ser de tipo emocional para la mejora del stress, ansiedad, depresiones, etc. Y por ultimo, aunque de forma minoritaria, por razones de tipo espiritual…

El objetivo final que se pretende alcanzar es la iluminación, la liberación, la transcendencia, o comúnmente conocido por Samadhi.

¿Qué diferencia al Yoga de otras disciplinas físicas occidentales?

El Yoga se diferencia en la propia concepción del ser humano y del mundo, es el medio para superar las aflicciones del cuerpo y las fluctuaciones de la mente que son los obstáculos para el desarrollo espiritual.

El practicante del yoga además de los beneficios que le aportan la actividad física encuentra otros beneficios adicionales como la estabilidad mental y emocional, equilibrio, etc.

En occidente se valora la estética, lo exterior, es el culto al cuerpo, donde lo importante son los km que se recorre, las repeticiones que se hacen, la masa corporal, etc., es una manera de cuantificar el cuerpo.

“Más alto, más lejos, más rápido, más fuerte.” Es el lema que desde la antigüedad ha precedido a los Juegos Olímpicos y en la actualidad a esta sociedad occidental. Es una visión muy distinta de la visión de Oriente, donde el Yoga considera el cuerpo como una parte integrante del ser humano, al igual que la mente, la inteligencia, el espíritu. De esta forma el Yoga aporta otros aspectos que los deportes actuales no nos pueden aportar. Las disciplinas físicas occidentales cuantifican siempre, el yoga en cambio ve el cuerpo como una parte del ser humano.

El yoga además de salud nos aporta mucho más, es un estilo de vida.

Las Asanas

Asana significa postura y se deriva de la raíz sánscrita as, “permanecer, estar, sentarse, estar establecido en una posición de terminada.

Sin duda el aspecto más conocido del Yoga son las Asanas o posturas corporales, seguramente por que es el único aspecto fotografiable y demostrable en público.

Asana no es solo una técnica corporal, poco tiene que ver con la gimnasia ni con la educación física occidental donde los ejercicios se efectúan con rapidez y se repiten muchas veces, porque lo que interesa es sólo el efecto muscular. En el Yoga se adopta una postura y se mantiene, pues se da importancia a la acción profunda que ejerce la postura, consecuencia resultante de la permanencia cada vez mayor en la misma postura.

Las disciplinas físicas occidentales cuantifican siempre, el yoga en cambio ve el cuerpo como una parte del ser humano. Las disciplinas físicas occidentales nos puede aportan salud, el yoga además nos aporta mucho más.

Es una visión muy distinta de la visión de Oriente, donde el Yoga considera el cuerpo como una parte integrante del ser humano, al igual que la mente, la inteligencia, el espíritu.

Asana si sólo es ejercicio físico, no es Asana.

La práctica habitual de las Asanas otorga ligereza y fuerza, a la vez que flexibilidad, resistencia y salud. Siempre con la idea de preparar el cuerpo para el siguiente estado del Astanga Yoga de Patañjali que es el Pranayama. Según BKS Iyengar “La practica de asana conduce al cuerpo a un estado de estabilidad, libera de la enfermedad y aporta ligereza al propio ser”

Según el Gheranda-Samhita texto clásico del Hatha Yoga hay tantas posturas como número de seres vivos. Shiva enseñó 8.400.000 posturas, de las cuales 84 son importantes para los yoguis y 32 de ellas son las que se describen en el texto. Otros textos clásicos nos hablan de 108 Asanas, cifra considerada como mística en el simbolismo hindú. En la práctica, incluso en la India, quedan reducidas a unas pocas que no suelen exceder del centenar. Las asanas tiene diferentes nombres derivados de:
– La vegetación: vrska (árbol) padma (loto)
– Insectos: la langosta (salabha), escorpión (vrschika),
– Animales acuáticos: EL pez (matsya), la tortuga (kurma), la rana (bheka o manduka) el cocodrilo (nakra),
– Aves: gallo (kukkuta), la garga(baka), el pavo real (mayura) el cisne (hamsa)
– Cuadrúpedos: perro, svana, el caballo (vatayana), camello (ustra), el león (simba)
– Serpiente (bhujanga)
– Embrión: gardha pinda.
– Héroes: Viravhadra, Hanuman,
– Sabios: Bharadvaja, kapila, Vasistha, Visvamitra.
– Avatares. Encarnaciones del poder divino.

Asana según los Yoga Sutras de Patañjali (II.46) es “sthira sukham asanam” que significa según el maestro BKS Iyengar “Asana es firmeza corporal perfecta, estabilidad de inteligencia y benevolencia de espíritu” o también podría definirse como toda postura firme y cómoda.

Asana por tanto tiene dos cualidades importantes:
– Sukham significa felicidad, deleite es por tanto la capacidad de permanecer confortablemente en la postura
– Sthira significa firme, fijo, regular, estable, duradero.

Una postura firme y agradable produce equilibrio mental y evita la inconstancia de la mente.,crea un cuerpo fuerte y elástico, reduce el cansancio y calma los nervios.

El cuerpo se conquista mediante las asanas y hacen de el un vehículo adecuado para el espíritu. Las necesidades del cuerpo son necesidades del espíritu que vive a través de ese cuerpo. El cuerpo no es un obstáculo para la liberación espiritual sino un instrumento de logro.

Mediante las asanas se consigue la salud que no puede conseguirse con dinero, manteniendo la salud del cuerpo al estimular la circulación, desbloquear las articulaciones, dar tono a los músculos y masajear los órganos internos, además de ayudar a calmar y controlar la mente. La sSalud conseguida libera al yogui de incapacidades físicas y distracciones mentales.

Según el tipo de asana el impacto que producen es distinto, al igual que la secuencia en que se practiquen los grupos posturas dan como resultado en la practica un efecto u otro la final de la práctica. Los grupos posturales de asanas y su efecto son:
– Posturas de pie: Aportan elasticidad a las articulaciones y los músculos, así como resistencia y estabilidad física.
– Flexiones: Aportan firmeza y equilibrio en el desarrollo de la flexibilidad física y mental.
– Invertidas: Recuperadoras, aportan vitalidad, equilibrio mental y estabilidad emocional.
– Torsiones: Proporcional vida a la columna vertebral, tonifican los órganos internos y aportan tranquilidad a la mente.
– Extensiones: Proporcionan agudeza física y mental. Tienen un efecto vigorizante y activador.
– Otras posturas: sentadas y supinas, Abdominales y lumbares.

En general las asanas
– Ponen en acción músculos, huesos y articulaciones de un modo diferente a como se utilizan en la vida corriente.
– Ejercen una acción mecánica sobre vísceras y glándulas, estimulando su mejor funcionamiento gracias a la compresión o masaje efectuado de este modo natural.
– Favorecen la actividad de nervios y plexos nerviosos, lo cual produce, además de su efecto físico, una modificación de la sensibilidad interna en profundidad y amplitud.
– Mejoran el curso de la circulación sanguínea de todo el cuerpo y órganos, dando por resultado su revitalización.
– Producen, de un modo natural, un determinado tipo de respiración, un particular estado de conciencia y un característico estado mental.

Según los maestros hindúes, cada asana produce además los efectos siguientes:
– Pone en contacto distintas corrientes pránicas (energía sutil) a determinados niveles, lo cual produce una definida acción estimuladora de la circulación pránica en general y su particular acumulación en determinados chakras (centros pránicos de conciencia).
– Aísla al cuerpo físico y psíquico de ciertas corrientes de energía procedentes de la Tierra y del ambiente, o modifica la forma de su entrada, lo cual facilita el trabajo de meditación o la obtención de determinados estados mentales.
– Cada asana fundamental reproduce, simbólicamente, en el microcosmos (el hombre), una fase de la creación cósmica, lo cual induce, por resonancia o consonancia de formas, un específico estado de conciencia espiritual
– Constituye una puerta por donde la conciencia del hombre, debidamente despierta e integrada, puede profundizar y extenderse hasta más allá de su habitual limitación personal

En resumen Asanas proporcionan salud y un mayor equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu.

Consejos para desarrollar cada Asana
– Prestar una especial atención a la precisión y alineación en la ejecución del asana con una actitud relajada de la mente. La alineación en el asana actúa a nivel esquelético, muscular, orgánico, y energético. Si los huesos están en su sitio, los músculos, ligamentos y tendones también lo estarán. Si el cuerpo está alineado, los órganos y glándulas también lo están y harán que estos funcionen correcta y equilibradamente, y este equilibrio físico, orgánico, y energético permitirá que cuerpo, mente y espíritu actúen de forma equilibrada
– No precipitarse nunca los movimientos ni ir mas allá de nuestra capacidad física, el yoga no es competición.
– El tiempo de permanencia en cada postura puede variar en función de la sesión de yoga y el efecto que se desea, pero siempre buscando el equilibrio entre el tiempo de permanencia máximo sin sobrepasar nuestros limites. Los efectos en cada postura no son inmediatos, debe de haber un tiempo de gestación, de maduración en la postura, para que los efectos sean asumidos nivel orgánico. No es una cuestión de tiempo cronometrado, es una cuestión de que el organismo absorba sus efectos.
– Si se experimenta cualquier tirón muscular o dolor fuerte al realizar una asana, no sacudir ni detener bruscamente el cuerpo, respirar con tranquilidad y deshacer la postura.
– Es muy importante tener el hábito de practicar Yoga 3 o 4 veces por semana, aunque sea una media hora de posturas en tu casa.

Consejos y sugerencias sobre Asanas
– No espere ni intente conseguir desde los primeros días, la ejecución completa de los asanas. Es necesario un período de adiestramiento para la mayor parte de las posturas y para ello la utilización de soportes es un elemento imprescidible.
– Las asanas se hacen con más soltura al mediodía o por la tarde que por la mañana, después de levantarse. Sin embargo, el pranayama (los ejercicios de respiración) se realizan mejor por las mañanas al levantarse
– Deje transcurrir siempre hora y media después de una comida ligera y tres horas después de una comida abundante antes de comenzar la practica
– Después de los asanas no se duche inmediatamente. Espere media hora como mínimo.

Y recuerde siempre realice la practica bajo la supervisión de profesores cualificados y consúlteles en caso de problemas, dolores o lesiones.

Textos clásicos del yoga

Estos textos clásicos del Yoga no son los únicos dentro de la filosofía Hindú, pero sin son los mas importantes y la base del Yoga actual que se practica en todo el mundo. Cada uno de ellos por si solo llevaría años su estudio en profundidad, por lo que aquí presentamos es una brevísima reseña de ellos para el conocimientos del practicante y sobre la cual poder profundizando.

Yoga Sutras de Patañjali. Primer texto conocido del yoga y la primera sistematización escrita. Los Yoga Sutras fueron escritos por Patañjali, quien recopiló todo el conocimiento existente sobre el Yoga en los Yoga Sutras. Es un texto básico reconocido unánimemente por todas las escuelas yóguicas, compuesto de 196 aforismos o frase cortas y está dividida en cuatro capítulos. Yoga sutras.

Bhagavad guitá El Bhagavad guitá es una importante escritura sagrada hinduista. Es parte del texto épico Mahábharata. Consta de 700 versos.Bhagavad guitá significa ‘la canción de Bhagaván (Dios, el que posee [todas las] opulencias)’.Con frecuencia, el Bhagavad guitá es llamado simplemente Guitá (Gita).El Bhagavad guitá es anterior a la mayor parte de los primeros Upanishad y anterior también al periodo de desarrollo de los sistemas filosóficos y su formulación en los sutras. El origen del Guitá se sitúa así pues en la era precristiana. La fecha exacta en que se compuso y su autoría no se conocen con certeza. De hecho, la mayor parte de los primeros libros de la literatura de la India son anónimos. Sin embargo, se atribuye la autoría del Bhagavad guitá a Vyasa, el creador del Majábharata. Los estudiosos del tema sitúan la composición del Guita entre el siglo V y el siglo II a. C. Introducción Bhagavad guitá.

Samkhya Karika Obra escrita en el siglo IV D.C. por Îshvara Krishna, done sistema Samkhya alcanza su cénit. Este texto es al Samkhya Clásico lo mismo que los Yoga Sutras con respecto al Yoga Clásico. El Samkhya Darshana es una escuela filosófica tradicional de India que acepta la existencia sustancial de dos principios eternos, uno material (prakriti) y otro espiritual (purusha). Samkhya Karika

Hatha Yoga Pradipika. Se trata del manual más importante escrito sobre hatha yoga. Su autor, el Yogui Svatmarama vivió a mediados del siglo XIV d.C. Esta obra persigue la integración entre las disciplinas físicas y las prácticas espirituales mas elevadas del rajayoga. El Hatha Yoga Pradipika esta dividido en cuatro capítulos, con un total de 389 sloka (aunque éste número puede oscilar de una versión a otra). Algunos manuscritos incluyen un quinto capítulo con 24 sloka más, pero este suplemento pertenece claramente a un periodo posterior. Introducción Hatha Yoga Pradipika.

Gheranda Samhita Es un manual de hatha yoga del siglo XVII que consta de 351 estrofas distribuidas en siete capítulos. Es una de las tres escrituras clásicas del hatha yoga y las técnicas que presenta forman la base de muchas prácticas del Yoga contemporáneo. Las enseñanzas se presentan en forma de diálogo entre el sabio Gheranda, de quien nada se conoce, y su discípulo Chanda Kâpâli. Texto Gheranda Samhita

Upanishad La palabra “Upanishad” esta formada por la combinación de tres palabras –“Upa” que significa “próximo”, “ni” que significa “debajo” y “shad” que significa “permanecer sentado”. Por tanto, “Upanishad” significa, “permanecer sentado junto a (el Gurú, para recibir sus enseñanzas)”. Existen más de doscientos libros con el nombre de Upanishad. Puesto que no hay ninguna autoridad central hindú, cualquiera puede escribir un libro y titularlo Upanishad. Generalmente las Upanishad se clasifican según el tema tratado. De esta forma, tenemos gran número de ellos que tratan tópicos generales del Vedanta, otras que tratan de las técnicas del Yoga (especialmente, del hatha y kundalini yoga) y las que detallan las reglas del Samnyasa (renunciación). Las Upanishad que se concentran en una de las grandes deidades del Hinduismo se clasifican normalmente como Shaiva, Vaishnava y Shakta Upanishad. No obstante, las Upanishad reconocidas como tales son las que reflejan aspectos concretos del pensamiento védico y están, por tanto, conectadas a uno de los cuatro Veda, a saber, Rigveda, Yajurveda, Sâmaveda y Atharvaveda. Las Upanishad son escrituras pertenecientes al “corpus” védico que exponen la metafísica del no-dualismo (Advaita Vedanta) y se consideran la última fase de la revelación védica (shruti); se sitúan normalmente en las secciones finales de los Brahmanas y Aranyakas de los cuatro Veda. Fueron compuestas entre el siglo X aC, y el siglo XX dC. No deben considerarse libros uniformes pues cada texto se conecta a un Veda concreto y su enseñanza se presenta a menudo en el contexto de un particular himno védico o ritual.

Se pueden agrupar en conjuntos de: 10 Upanishad principales, 13 Upanishad, 18 Upanishad, 108 Upanishad; y finalmente 50 Upanishad de la colección “Oupenkhat”. Introducción Upanishad

Tipos de Yoga según la división clásica

En la tradición Clásica del Yoga, se diferencian cinco ramas o tipos fundamentales, las cuales a su vez dan lugar a subdivisiones y a escuelas mas especificas de Yoga. Ninguno de estos tipos tiene mas importancia que otros, ni ninguno de ellos puede erigirse en el verdadero yoga. Yoga es todo, es la unión de todos ellos, la diferencia de cada uno de estos tipos se basa en la fuerza con la que inciden en algún aspecto específico del Yoga. De tal forma que el practicante del Yoga pueda practicar uno u otro en función de su carácter y aptitud. Esto es uno de las ventajas del Yoga y a su vez uno de sus grandes males en occidente en donde por desconocimiento se encasilla al Yoga en uno u otro tipo cuando en realidad es mucho mas amplio y en la que cada tipo se ajusta a la personalidad de cada practicante. Por tanto el practicante debe de conocer cual de ellos se adapta mejor a su carácter y temperamento, cada uno de nosotros tiene necesidades distintas y por tanto debe de ser capaz de elegir libremente.

Estas ramas clásicas son:

– Bhakti Yoga: El yoga del amor y la devoción
– Jñana Yoga: El yoga de la sabiduría discriminativa
– Karma Yoga: El yoga de la acción auto-trascendente
– Raja Yoga: El Yoga de “camino real” del óctuple sendero.

Tipos o estilos de Yoga actuales

A partir de los diferentes escuelas tradicionales, han surgido fundamentalmente en la época moderna con el boom de la practica de Yoga, diversas escuelas que siguiendo en mayor o menor medida la tradición Yoguica su desarrollador o exponente da un mayor énfasis a unos u otros aspectos de cada escuela. Cada una de estos estilos tiene sus ventajas e inconvenientes y los practicantes de yoga deben de conocer cual de los diferentes acercamientos se adapta mejor a su temperamento y a su situación personal en la vida. Igual que cada individuo tiene unas necesidades únicas relativas a su dieta, el sueño, el ejercicio y un temperamento, igualmente cada uno tiene su propio y exclusivo camino dentro del Yoga. Todo aspirante es libre para utilizar cualquier práctica que le ayude a alcanzar la meta del Yoga.

En la actualidad, la mayoría de estilos están enfocados a la ejecución de posturas (Asanas). La diferencia entre ellos, se basa en la manera de abordar las posturas poniendo más o menos énfasis en la respiración, la fluidez, el carácter devocional, la meditación, la filosofía o la exactitud de las posturas.

Algunos de los estilos de Yoga que se practica en la actualidad:
– Yoga Vinyasa http://www.kym.org/
– Viniyoga http://www.viniyoga.com/
– Ashtanga Vinyasa http://www.ashtanga.com/
– Power Yoga http://www.power-yoga.com/
– Dynamic Yoga http://www.windfireyoga.com/
– Yoga Sivananda Sivananda-Vedanta Yoga
– Yoga Vedanta http://www.divinelifesociety.org
– Yoga Integral http://www.yogaville.org/
– Kriya Yoga http://www.kriya.org/
– Purna Yoga http://www.sriaurobindosociety.org.in
– Ananda Yoga http://www.ananda.org/
– Kundalini Yoga http://www.kundaliniyoga.com/
– Bikram Yoga http://www.bikramyoga.com/
– Yoga Iyengar® http://www.bksIyengar.com/

¿Qué significa el AUM (se pronuncia OM)?

Según la filosofía India, OM es el sonido original, la sílaba que precedió al universo. Es análogamente a la teoría moderna del Big Bang o estallido primordial del Universo “OM” es la vibración original de donde proviene toda la creación. En sí, “OM” es una vibración, cuya interpretación audible se traduce en “OM”. Es el más sagrado de todos los sonidos. Es la manifestación del pulso universal. La materia creada a partir del sonido en el que todos vibramos cuando estamos en armonía. OM es un mantra, una vibración que se canta al principio de las sesiones de Yoga.

En cierto modo, los antiguos yoguis sabían que todo el universo se mueve, que nada esta quieto ni estable. Todo lo que existe tiene un pulso, creando una vibración rítmica que fue conocida como el sonido de OM.

Al cantar OM, nos subimos a ese movimiento universal que nos permitirá con ayuda de la práctica, con nuestra respiración, consciencia y energía física, fluir fácilmente con nuestro entorno, aún cuando la práctica física haya finalizado.

Back to Top